Estas situaciones que quedan como lindas anécdotas de nuestro fútbol, siempre valen la pena destacarlas
Este sábado, en un encuentro de inferiores de LRF, a un jugador del Deportivo Aldao se le rompieron sus botines y el árbitro asistente Sergio Arrieta se sacó los suyos para darselos al chico. Arrieta dirigió el resto del partido en medias. Enorme gesto para felicitar una y mil veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.